Una Revolución Copernicana en la Economía Occidental y la Reforma del lado de la Oferta de China

Por John Ross, investigador principal del Instituto Chongyang de Estudios Financieros, Universidad Renmin de China.


Cada 4 de mayo es el Día Nacional de la Juventud en China. En 2016 fui invitado ese día para dar una conferencia a jóvenes economistas chinos sobre cómo los desarrollos en el tema se habían relacionado con mi propia carrera. La conferencia trató de cómo los avances en la economía occidental, en el campo de las mediciones más precisas de las causas del desarrollo económico, habían reivindicado las políticas económicas de China, a pesar de que los economistas responsables de esos avances no las habían desarrollado pensando en China. Por lo tanto, hubo una convergencia entre el pensamiento económico de China y la medición económica occidental moderna. Esta es una versión editada de la conferencia.

Dos temas han dominado mi carrera. El primero es mi extendido interés en la economía de China: la he seguido de cerca durante más de 30 años y he escrito públicamente sobre ella durante 24 años. El segundo estudio relacionado son los métodos modernos de investigación económica occidental. Ambos se tratan detalladamente en mi libro The Great Chess Game («El Gran Juego de Ajedrez» en español. «一盘大棋? ——中国新命运解析» en chino). Aquí voy a tratar los desarrollos en la economía occidental y cómo estos se cruzan con las discusiones en China sobre la economía del «lado de la oferta». Me ocuparé de estos de una manera no técnica. Los especialistas deben consultar la Introducción del profesor Dale Jorgenson en «The economics of productivity» («La economía de la productividad» en español). Concluiré resumiendo brevemente la relación de estos temas con las cuestiones actuales del desarrollo de la política económica de China.

La razón de la interrelación de estos dos problemas es simple. La investigación económica moderna de Occidente, sin tener ninguna intención, y aunque desarrollada por razones muy diferentes, confirma la exactitud de los conceptos económicos en los que se desarrolló la reforma económica de China. Estas fórmulas chinas, como lo subrayó recientemente Xi Jinping, se desarrollaron en términos económicos marxistas y no occidentales. Quiero explicar ese proceso en la economía occidental, cómo se cruzó con mi propia actividad personal y su relación con el desarrollo de la economía de China y la discusión reciente en China.

Teoría y hechos

Una famosa frase china es «buscar la verdad de los hechos», que expresa correctamente la relación entre cualquier teoría y los hechos y que es la base de cualquier método científico. Si los hechos contradicen la teoría, entonces la teoría debe cambiarse, porque los hechos no se alterarán.

Esto también ayuda a determinar cómo se desarrolla una disciplina. Si una teoría y los hechos coinciden con frecuencia, no se logra un gran avance en la comprensión: las investigaciones confirman la teoría existente. Pero, con frecuencia, los mayores avances se dan cuando los hechos y la teoría se contradicen entre sí.

Cuando ocurre tal contradicción de hechos y teoría, la ciencia y el dogma toman enfoques opuestos. El dogma intenta negar que los hechos se aferren a una teoría equivocada: la ciencia exige que la teoría deba cambiarse para ajustarse a los hechos.

Esto puede ilustrarse con dos de los mayoresavances en la comprensión de la historia humana, pero se verá que también aplica en economía.

El estudio sistemático de Copérnico de las observaciones de los cielos realizadas por ojos humanos sin ayuda, antes de la invención del telescopio, llevó a la conclusión de que la tierra rodeaba al sol, no al revés, como creía prácticamente unánimemente la humanidad a lo largo de su existencia anterior. Finalmente, cuando Galileo usó el telescopio recién inventado para descubrir lunas que orbitaban a Júpiter, la teoría de que todos los objetos celestes circundaban la tierra colapsó definitivamente. En este caso, una mejora en la medición, el telescopio, produjo un cambio revolucionario en la teoría.

Las observaciones detalladas de Darwin de especies en las islas Galápagos mostraron que hubo un cambio gradual en las especies a través de las islas. Por lo tanto, comprobó que las especies no eran fijas, ellas cambiaban se modificaban, y nació la teoría de la evolución.

En los últimos 20 años ha tenido lugar una revolución oficial similar en el estudio de la economía; en ese sentido, podemos llamarla «revolución copernicana» en economía.

Trazaré este proceso y su interrelación con mi historia profesional.

Maddison

Las décadas de 1960 y 1970 vieron un gran progreso en las estadísticas económicas. En particular, la creación de la OCDE condujo a enormes mejoras en los datos. Con estos datos, el jefe de estadísticas de la OCDE, Angus Maddison, realizó uno de los primeros estudios comparativos sistemáticos de economías avanzadas. Más tarde se resumieron en su libro «Dynamic Forces in Capitalist Development» («Fuerzas Dinámicas en el Desarrollo Capitalista» en español).

Estos estudios condujeron a una contradicción clásica entre hechos y teoría. La teoría económica occidental, desarrollada en la década de 1950 por Solow, el creador de la moderna ‘contabilidad del crecimiento’ afirmó que los aportes de mano de obra y capital en la economía solo hicieron una pequeña contribución al crecimiento y que la mayor parte del crecimiento se debió a la Productividad del Factor Total (PFT) (o el crecimiento no explicado por los aportes de capital y trabajo). El problema era que los hechos reunidos por la OCDE y analizados por Maddison demostraban lo contrario: que la mayor part del crecimiento se debía a los aportes de capital y trabajo, y en particular al capital. Los cambios en la PTF, que eran más pequeños que las otras causas de crecimiento, a su vez se explicaban de manera importante no solo por la tecnología sino por factores como el comercio internacional, la escala de producción, etc. Estos datos pueden estudiarse en Dynamic Forces in Capitalist Development.

Maddison no intentó hacer una explicación teórica elaborada de estos hallazgos. En cambio, estudió una pregunta diferente: el estudio del crecimiento durante largos períodos de tiempo, produciendo su obra maestra «Statistics on World Population, GDP and Per Capita GDP, 1-2008 AD» («Estadísticas sobre población mundial, PIB y PIB per cápita, 1-2008 DC. Casi todos los libros de texto de economía avanzada de hoy se basan en estos datos.

Estos estudios simbolizados por Maddison jugaron un papel decisivo en mi vida. Al estudiarlos llegué a la conclusión de que estos hechos eran irrefutables. Si las teorías económicas de la década de 1970 afirmaban lo contrario, esto simplemente mostraba que estas teorías estaban equivocadas. Decidí desarrollar todos los análisis futuros basados en los hechos descubiertos por Maddison y otros. Este método se aplicó tanto a la economía occidental como a China. Condujo directamente, combinado con mi mayor conocimiento de la economía de China, a mi artículo de economía más importante antes de The Great Chess Game: mi artículo escrito a principios de 1992 «¿Por qué la reforma económica tuvo éxito en China y fracasará en Rusia y Europa del Este?».

Se puede decir que este artículo, y otros más cortos que resumen sus conclusiones, crearon una conmoción cuando se publicó en ruso. Más del 90% de los economistas occidentales se opusieron al análisis de que la reforma económica de China era correcta y que la «terapia de choque» de Rusia estaba equivocada, quienes sostuvieron, en términos técnicos, que el crecimiento basado en la PTF era la clave del éxito de Rusia. En cambio, yo señalé que la «terapia de choque» produciría una catástrofe.

Mi análisis condujo a discusiones en una conferencia pública entre yo y el Vicepresidente de Rusia y con el principal asesor económico del Presidente Yeltsin. Produjo una reunión con el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia y otros altos funcionarios. Sus conclusiones se distribuyeron a todos los miembros del Parlamento ruso por orden del presidente del parlamento.

Obviamente, no logré convencer al gobierno ruso en 1992 de que no siguiera la «terapia de choque» y, en cambio, aprendiera las lecciones de la reforma económica de China, algo que lamento mucho. Pero personalmente, ese artículo fue un gran éxito. A pesar de que el 90% de los economistas occidentales se opuso en 1992, los hechos confirmaron cada mes su análisis. Las compañías leían en los periódicos predicciones de economistas occidentales de que la terapia de choque sería un éxito, pero mis predicciones conducirían a un desastre económico. Como las compañías requerían análisis precisos y mis predicciones iban confirmándose, me pagaron dinero por hacer análisis y asesoramiento. «¡Buscar la verdad de los hechos» en este caso se convirtió en «ganar dinero con los hechos»! Se podría decir que gané dinero con los errores de Solow y en su lugar me basé en los hechos.

Lo más importante de todo, por supuesto, es que los hechos de las dos décadas posteriores confirmaron el análisis de que la terapia de choque sería una catástrofe en Rusia. Después de que la economía rusa de 1991 se contrajera en casi un 40%, la esperanza de vida masculina se redujo en seis años a solo 58 en 1998, y en 2013 la población de Rusia aún era 4,6 millones menos que en 1991. El crecimiento del PIB de Rusia en el período comprendido entre 1991, el último año de la URSS, a 2013 fue del 1,0% anual, en comparación con el 10,2% en China. En Ucrania, el segundo estado más grande de la antigua URSS, el resultado fue peor. En 2013, el PIB de Ucrania todavía estaba un 23% por debajo de su nivel en 1991, es decir, Ucrania experimentó un crecimiento negativo neto durante un período de 22 años.

Young, Vu y Krugman

Un segundo desarrollo importante en Occidente en la década de 1990, que involucró estos mismos problemas económicos fundamentales, fue sobre los «Tigres asiáticos», también denominados países recientemente industrializados («NICs» por su sigla en inglés). El rápido crecimiento de los «tigres asiáticos» (Corea del Sur, Singapur, Hong Kong y Taiwán) atrajo la atención de Occidente. Por lo tanto, se analizó utilizando el marco de «contabilidad de crecimiento» establecido por Solow. Sin embargo, en este momento se sabía que el marco original de la contabilidad de crecimiento de Solow contenía un error fundamental al no tener en cuenta los cambios en la calidad del capital (antigüedad del stock de capital, duración de los períodos de depreciación, etc.) y en la calidad de trabajo (educación, habilidad, edad, etc.). Es aproximadamente el mismo error que intentar calcular el crecimiento de los salarios reales sin tener en cuenta la inflación.

Por lo tanto, el análisis de los Tigres asiáticos se llevó a cabo controlando los cambios en la calidad del trabajo y el capital, más famoso en The Tyranny of Numbers: Confronting the Statistical Realities of the East Asian Growth Experience (La tiranía de los números: confrontando las realidades estadísticas de la experiencia de crecimiento de Asia oriental) de Alwyn Young. La conclusión a la que llegó estaba claramente en línea con los estudios anteriores de Maddison sobre economías avanzadas. Mostró que el crecimiento extremadamente rápido de los Tigres asiáticos no se debió al rápido crecimiento de la PTF. El crecimiento de la PTF de los tigres asiáticos fue el mismo que el de otras economías de crecimiento más lento. El rápido crecimiento de las economías de Asia oriental, que se está poniendo rápidamente al día con las economías más avanzadas, se debió a sus enormes insumos de capital y mano de obra.

Young demostró que durante el período que comenzó en la década de 1960 hasta principios de la década de 1990: «no es muy difícil encontrar economías desarrolladas o en desarrollo cuyo rendimiento de productividad, a pesar de tener un crecimiento considerablemente más lento del producto per cápita, se haya aproximado o igualado al de las NIC. Mientras, con excepción a Singapur, el crecimiento de la productividad en las NIC no es particularmente bajo. Tampoco es, según los estándares de la posguerra, extraordinariamente alto «.

El famoso artículo de Young estudió el crecimiento en los Tigres Asiáticos desde la década de 1960 hasta la década de 1990. Por lo tanto, es particularmente importante que un nuevo estudio realizado por Vu Minh Khoung modernas confirme este análisis y lo actualice en 20 años. The Dynamics of Economic Growth: Policy Insights from Comparative Analyses in Asia (La Dinámica del Crecimiento Económico de Vu: Perspectivas de política de los análisis comparativos en Asia) es uno de los libros más importantes publicados en los últimos años: es un problema importante que estos datos fácticos no estén disponibles en chino. La conclusión estadística de Vu fue clara y confirma a Young: «el secreto del modelo de crecimiento asiático no radica en lograr un alto crecimiento de la PTF, sino en mantener un crecimiento razonable de la PTF a pesar de una intensa movilización de factores de producción durante períodos prolongados».

El análisis de los Tigres Asiáticos dio un ejemplo clásico de dogma en oposición a la ciencia. En 1994, el economista estadounidense Paul Krugman publicó un artículo completamente equivocado «El mito del milagro de Asia» en la revista estadounidense Foreign Affairs. Reafirma fuertemente la teoría de Solow de que el crecimiento económico debe basarse en el crecimiento de la PTF. Como los datos muestran claramente que el rápido desarrollo de Asia no se basó en crecimiento de la PTF, Krugman argumentó que se exageró la importancia y el potencial del crecimiento económico de Asia. Krugman argumentó que «desde la perspectiva del año 2010» las afirmaciones sobre el ascenso de Asia parecerían tan ridículas como las afirmaciones exageradas en la década de 1960 por parte de la URSS de Khrushchev. Krugman afirmó que el entusiasmo con respecto al crecimiento de Asia «merece que se le eche un poco de agua fría» y «las perspectivas futuras para ese crecimiento son más limitadas de lo que casi nadie cree». Krugman criticó particularmente a China y Singapur, que crecieron debido a la «transpiración en lugar de la inspiración», «y representó el caso» más extremo «de este enfoque asiático erróneo.

Los hechos en los siguientes veinte años juzgaron devastadoramente a Krugman. Tomando a los dos países que Krugman criticó particularmente, la tasa de crecimiento de China fue la más rápida del mundo, mientras que Singapur superó a los EE. UU. En el PIB per cápita, alcanzando el 103% del nivel de los EEUU. A los tipos de cambio actuales y el 144% de las Potencias de Compra de Paridad (Parity Purchasing Powers, PPP). Singapur demostró que el «modelo de crecimiento asiático» podría producir un mayor nivel de desarrollo incluso que los Estados Unidos.

El análisis de Young que siguió el método de «buscar la verdad a partir de los hechos» fue vindicado, Krugman colocando lo que resultó ser una teoría equivocada antes de los hechos fue completamente refutado.

Jorgenson y cambios oficiales al método de cálculo del crecimiento económico.

Ya se señaló que la evidencia objetiva acumulada a partir de la década de 1960 estaba claramente en contradicción con la teoría de Solow de que la PTF era la principal fuente de crecimiento económico. Sin embargo, Maddison y otros estaban principalmente interesados en acumular evidencia. La tarea de resolver la contradicción entre los hechos y la teoría fue dirigida principalmente por Dale W. Jorgenson, de la Universidad de Harvard. Esto ahora ha llevado a cambios formales en el método de cálculo del crecimiento económico y sus causas por parte de los Estados Unidos, la OCDE y las Naciones Unidas. Una descripción sucinta de esto se da en la Introducción a La economía de la productividad (The Economics of Productivity.) de Jorgenson.

Como resumió el profesor Jorgenson: ‘El enfoque de la contabilidad del crecimiento en mi libro de 1987 con Gollop y Fraumeni y las estadísticas oficiales sobre productividad multifactorial publicadas por la Oficina de Estadísticas Laborales en 1994 ahora se han reconocido como el estándar internacional. El nuevo marco para la medición de la productividad se describe en Mediciónd de Productividad, un manual publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE) y escrito por Paul Schreyer (2001). (…) La transición al nuevo marco para la medición de la productividad, representada por Jorgenson, Ho y Stiroh (2005) y los estudios en este volumen, ha sido muy abrupta. Esto ha precipitado la obsolescencia repentina de la investigación de productividad anterior que emplea las convenciones de Kuznets y Solow».

Aplicación de métodos modernos de medición económica

Los resultados de todos estos cambios oficiales en los métodos de cálculo del crecimiento económico y sus causas ahora han corregido dos errores fundamentales en la formulación original de contabilidad de crecimiento de Solow. En los nuevos métodos oficiales de cálculo económico.

  • Los cambios en la calidad del capital y el trabajo ahora son medidos.
  • Se ha corregido el error de Solow al no incluir productos intermedios en su formulación de contabilidad de crecimiento.

Una vez que se adopten estos métodos estadísticos modernos, ¿cuál es el patrón de crecimiento de los EEUU y otras economías?

Tomando primero la economía más avanzada, Estados Unidos, Jorgenson, Ho y Stiroh en el estudio más exhaustivo encontraron que la contribución porcentual promedio al crecimiento en los sectores económicos fue 52% productos intermedios, 24% el capital, 15% la mano de obra, 9% TFP -ver Figura 1. Estos datos son particularmente sorprendentes ya que cubren el período 1977-2000 cuando el auge de las Tecnologías de Información y Comunicación en los Estados Unidos estaba en su apogeo, y se podría haber supuesto que la contribución de la PTF al crecimiento de los Estados Unidos sería particularmente alta.

Figura 1

Esta tendencia no fue un cambio con respecto a períodos anteriores de crecimiento de EEUU. Analizando la economía estadounidense en el período anterior a la posguerra de 1948-79, Jorgenson, Gollop y Fraumeni encontraron (que) : «La contribución de los insumos intermedios es por lejos la fuente más importante de crecimiento de la producción. La contribución de los insumos intermedios por sí sola excede la tasa de crecimiento de la productividad en treinta y seis de las cuarenta y cinco industrias para las cuales tenemos una medida de insumos intermedios (…) las contribuciones predominantes del crecimiento de la producción son las de insumos intermedios, de capital y laborales. Un patrón similar se puede encontrar en todas las demás economías para las cuales existen datos de productos intermedios, un hallazgo claramente concluyente. Sin embargo, como estos datos aún no existen para todos los países, para tratar los patrones globales solo existen datos de inversión de capital, mano de obra y PTF, que se detallarán aquí. Sin embargo, debe recordarse que para todos los países para los cuales existen datos, el crecimiento de los productos intermedios es un factor aún más poderoso en el desarrollo económico que la inversión de capital.

El papel decisivo de la inversión de capital

En cuanto a las tendencias mundiales, en promedio, como se muestra en la Figura 2, para 103 países, que representan el 94% del PIB mundial para 1992-2014, los datos muestran que la inversión de capital representó el 61% del crecimiento económico, los insumos laborales el 29% y La PTF fue solo del 10%, lo que confirma el papel decisivo desempeñado por la inversión fija.

Figura 2

Es notable que la inversión de capital fijo desempeña un papel algo mayor en las economías avanzadas que en las economías en desarrollo. En las economías avanzadas, la inversión fija representa el 63% del crecimiento del PIB en comparación con el 60% en las economías en desarrollo. En las grandes economías, la inversión fija también juega un papel más decisivo que en las pequeñas economías: en las 20 economías más grandes del mundo, la inversión fija representa el 67% del crecimiento del PIB.

Los hechos y la teoría ahora coinciden nuevamente

Por lo tanto, puede verse que a principios del siglo XXI la brecha entre los hechos y la teoría económica que se había creado en la década de 1960 ha sido superado de una manera correcta. La teoría económica ha sido corregida para reflejar los hechos. Los hechos encontrados originalmente por Maddison, Young y otros ahora se han explicado teóricamente y se han realizado cambios oficiales en los métodos de cálculo del crecimiento económico y sus causas debido al trabajo dirigido por Jorgenson. Se siguió el camino de «buscar la verdad de los hechos».

Naturalmente me siento muy vindicado por esto. La decisión que tomé en la década de 1970 de «buscar la verdad a partir de los hechos» condujo a predicciones correctas y construyó mi carrera, incluso apesar de que nunca me imaginé en ese momento que me llevaría a trabajar en China en el Instituto Chongyang. Pero me importa mucho la teoría económica y le presto mucha atención. Por lo tanto, me siento muy complacido de que la teoría económica haya alcanzado oficialmente los hechos.

Implicaciones para la reforma del lado de la oferta de China

Finalmente, todo esto tiene implicaciones directas para las políticas del lado de la oferta de China. Las leyes de la economía son objetivas; no pueden ser engañados por ningún país, incluida China. Para usar una analogía, no se puede navegar con precisión y seguridad si se usa un mapa inexacto. Esto lleva directamente a conceptos correctos y falsos de la reforma del «lado de la oferta» en China. El poder cuantitativo de diferentes factores en el lado de la oferta de la economía puede, por lo tanto, resumirse:

(i) El factor más poderoso en el crecimiento económico es el desarrollo de productos intermedios, un reflejo directo de la creciente división del trabajo nacional e internacional.

Dado este papel decisivo desempeñado por los productos y servicios intermedios, el desarrollo de condiciones para la división efectiva del trabajo en este factor de producción es, por lo tanto, vital para el lado de la oferta. Esto requiere numerosas condiciones prácticas que van desde una infraestructura adecuada de transporte y comunicaciones, hasta estándares rigurosos para productos, para permitir intercambios económicos rápidos y efectivos. Como se señaló en el momento de la Tercera Sesión Plenaria de noviembre de 2013 del XVIII Comité Central del Partido, Xi Jinping tomó la decisión de profundizar la reforma y señaló que: ‘el orden del mercado no está estandarizado, los medios inadecuados para generar beneficios económicos están muy extendidos; el mercado de factores va rezagado y no puede satisfacerse una gran cantidad de elementos inactivos de demanda efectiva; las reglas del mercado no son uniformes, abundan el proteccionismo local y el proteccionismo departamental; competencia inadecuada del mercado, obstaculiza la supervivencia del ajuste más apto y estructural, y así sucesivamente.

La interrelación de esta división doméstica del trabajo/socialización del trabajo con una característica fundamental de la reforma económica de China posterior a 1978, la «apertura» internacional de China, es evidente y bien conocida. La «apertura» hace posible un mayor desarrollo del mercado y la producción, y por lo tanto una mayor división/socialización del trabajo. No solo la teoría marxista, sino todos los principales estudios estadísticos occidentales muestran la correlación positiva entre la «apertura» y el rápido desarrollo económico; por lo tanto, no es necesario citar toda la evidencia para esta conclusión bien establecida aquí. La conclusión del hecho de que la «apertura» es una expresión fundamental de la división/socialización del trabajo se observa en la conclusión de Xi Jinping: «La reforma y la apertura es una causa ardua y de largo plazo, y las personas necesitan trabajar en ella generación tras generación». O, como se puso aún más claramente en el título del discurso de Xi Jinping del 31 de diciembre,» La reforma y la apertura es siempre y en curso y nunca terminará «.

(ii) El segundo factor de producción más poderoso es la inversión de capital, que representa aproximadamente el 60% del crecimiento que se debe a los «factores de Solow» de la producción.

Por lo tanto, el foco de la inversión fija debe estar en incorporar nueva tecnología e innovación en la mejora de la producción, en línea con el análisis de innovación de Xi Jinping: «El 18 ° Congreso Nacional del PCCh presentó un plan importante para la implementación de una estrategia impulsada por la innovación, e hizo hincapié en que la innovación científica y tecnológica es fundamental para mejorar la productividad social y la fuerza nacional integral…»

«Frente a las nuevas tendencias de innovación científica y tecnológica, los principales países del mundo están tratando de lograr nuevos avances científicos y tecnológicos y obtener ventajas competitivas en el futuro desarrollo económico y científico y tecnológico. No podemos darnos el lujo de retrasarnos en esta importante carrera. Debemos ponernos al día y luego tratar de superar a los demás…»

‘China ha entrado en un período vital, cuando la nueva industrialización, la aplicación de la tecnología de la información, la urbanización y la modernización agrícola avanzan simultáneamente, en paralelo o de forma interactiva …

«La dirección de nuestro desarrollo científico y tecnológico es innovación, innovación y más innovación. Deberíamos otorgar gran importancia a los avances en las teorías básicas, acelerar la construcción de infraestructura científica, continuar avanzando con investigación y desarrollo básico, sistemático y de vanguardia, y proporcionar más recursos para la innovación independiente. Deberíamos integrar activamente y hacer un buen uso de los recursos globales de innovación. En respuesta a nuestras necesidades actuales y futuras, debemos participar selectivamente en la construcción y uso de los principales dispositivos científicos del mundo, y en las bases y centros de investigación y desarrollo «. [1]

(iii) Los insumos laborales representan aproximadamente el 30% del crecimiento del PIB debido a los «factores de Solow» de la producción -pero con el incremento de la calidad laboral aumentando significativamente en comparación con la cantidad de trabajo a medida que la economía se desarrolla.

Con el desarrollo económico, se produce un cambio importante en el equilibrio cuantitativo entre la cantidad de mano de obra (horas trabajadas) y la calidad de la mano de obra (capacitación y educación), como se muestra en las Figuras 2 y 3. En las economías en desarrollo, en promedio, el crecimiento del 27% del PIB se debe a un aumento en el total de horas trabajadas por la fuerza laboral y solo un 3% a los aumentos en la calidad laboral, mientras que en las economías avanzadas solo el 15% del crecimiento se explica por los aumentos en las horas trabajadas y el 11% por las mejoras en la calidad laboral. Por lo tanto, a medida que una economía avanza, el papel desempeñado por los aumentos en el total de horas trabajadas cae mientras que el papel desempeñado por las mejoras en la educación y la capacitación pasa de ser pequeño a ser un factor de crecimiento significativo. En resumen, el papel desempeñado por la educación, la capacitación, etc. se vuelve significativamente más importante a medida que la economía se desarrolla más: un ejemplo clásico de socialización del trabajo, ya que el aumento de la calidad laboral se debe al trabajo de los docentes, los esquemas de capacitación, etc.

Figura 3

Figura 4

La investigación y el desarrollo constituyen otro ejemplo, de hecho uno de los más claros, de «trabajo socializado». La innovación tecnológica moderna no es creada por «genios aislados», sino por una enorme asignación de recursos: la conclusión del éxito de I + D es proporcional a los insumos asignados a ella, está confirmada por hechos tanto históricamente como por estudios contemporáneos.

Por supuesto, del análisis general de Xi Jinping se desprende que se debe prestar la mayor atención a la investigación y el desarrollo como la base indispensable para la innovación en el desarrollo de la oferta de la economía: «mejorar la infraestructura de la innovación científica y tecnológico, construir y mejorar el desarrollo nacional del sistema de informes científicos y tecnológicos, y hacer innovaciones en el sistema de encuestas, y el sistema nacional de información de gestión científica y tecnológica lo antes posible, a fin de maximizar el intercambio de recursos. implementar la configuración de innovación en torno a la configuración industrial, así como la configuración de capital en torno a la configuración de innovación. Deberíamos centrarnos en los objetivos estratégicos nacionales y reunir recursos para abordar problemas científicos y tecnológicos clave relacionada con la economía nacional y el sustento de las personas «. [2]

(Iv) La PTF juega un papel relativamente pequeño en el crecimiento económico: representa aproximadamente el 10% del crecimiento debido a los «factores de Solow» de la producción.

Los datos anteriores muestran de inmediato por qué las opiniones de algunos de los que en China afirman defender la economía del «lado de la oferta» son erróneas. Por ejemplo, Liu Shengjun afirma que el factor clave en el crecimiento económico es el «emprendimiento» individual. Los datos sobre el crecimiento económico muestran claramente que esto es completamente falso.

El impacto del «emprendimiento» individual sería parte del crecimiento que no se crea por aumentos cuantitativos en productos intermedios, capital o trabajo, es decir, se mediría como parte del crecimiento de la PTF. Pero como ya se vio, el aumento de la PTF, incluso en su conjunto, es una pequeña parte del crecimiento económico: tanto en las economías avanzadas como en desarrollo, el aumento total de la PTF representa solo el 10% del crecimiento económico. Además, el crecimiento de la PTF no es mayor en las economías avanzadas, donde se supone que el emprendimiento individual se concentra, que en las economías en desarrollo. En consecuencia, incluso si el papel del ‘emprendimiento individual’ representara todo el crecimiento de la PTF en las economías avanzadas, lo cual es una suposición totalmente irrazonable dado el papel clave de la tecnología, la escala de producción, la I + D y otros factores, sería solo un tercio tan importante como el crecimiento de los insumos laborales y solo un sexto tan importante como el crecimiento de la inversión de capital.

Por lo tanto, intentar crear un crecimiento económico basado en el aumento de la PTF, y mucho menos ‘emprendimiento individual’, es como intentar impulsar una máquina usando solo una pequeña rueda dentada, sin intentar cambiarla usando la rueda dentada mucho más grande de inversión de capital o incluso insumos laborales. Por simples razones cuantitativas, dicha estrategia evidentemente no puede tener éxito.

Por lo tanto, las economías asiáticas y de rápido crecimiento de China se desarrollaron porque se basaban en los factores más poderosos del lado de la oferta. Debido a su análisis completamente erróneo, el «emprendimiento individual» fue la principal fuerza de crecimiento económico que la economía del reaganismo del «lado de la oferta» condujo al comienzo de un grave declive de la economía de los Estados Unidos, como he analizado en otros artículos. [3]

Conclusión

Finalmente, los datos muestran claramente que la contribución de factores que representan los insumos del trabajo socializado/división del trabajo (capital circulante/productos intermedios, inversión fija, insumos laborales) representan el 90% del crecimiento económico. Por el contrario, el factor que la economía neoclásica moderna considera decisivo para el crecimiento, el ‘emprendimiento individual’, representa menos del 10% del crecimiento económico, exactamente cuánto menos dependería de un análisis más detallado de los factores que explican la PTF, como PTF incluye varios factores que son productos del trabajo socializado. Por lo tanto, los insumos de mano de obra socializada representan más de nueve veces el aumento de la producción que el factor considerado decisivo por la economía neoclásica: el análisis detallado de la PTF ciertamente demostraría que una relación de 9 a 1 era una subestimación. Esto deja en claro que los factores cuantitativos decisivos en el desarrollo económico son los del trabajo socializado según lo analizado por Marx.

Los hallazgos no solo del marxismo sino también de la investigación económica occidental moderna confirman por completo las conclusiones de Xi Jinping sobre la veracidad de la economía marxista y el énfasis en el lado de la oferta. Es el «trabajo socializado», la clase trabajadora, la fuerza más abrumadoramente poderosa en el desarrollo de la producción. Es por esta razón que los partidarios de la economía neoliberal y neoclásica, es decir, antimarxistas, en China están desesperados por evitar el uso de números precisos (¡de hecho, frecuentemente cualquiera!) en sus artículos y análisis, pero se limitan a frases generales y fórmulas vacías, o tratanc de citar métodos estadísticos que ahora han sido reemplazados oficialmente incluso en Occidente.

Como Xi Jinping señala, la teoría económica marxista en la que China desarrolló sus reformas económicas es, por lo tanto, correcta. Dicho eso, como señala Xi Jinping: «La clase obrera … representa las fuerzas productivas avanzadas y las relaciones de producción de China». [4] De ello se deduce que la fuerza líder de la renovación nacional de China es la clase obrera china, cuyo representante político es el PCCh. Este análisis fundamental, por supuesto, se encuentra en el núcleo de la conclusión de Xi Jinping con respecto a la clase trabajadora y la renovación nacional de China: «La clase trabajadora china debería tomar como su misión rejuvenecer a la nación, desatar su gran creatividad, llevar adelante su gloriosa tradición de trabajar por el interés general del país, mantener la estabilidad política y la unidad, y seguir siendo la fuerza central para construir la fuerza de China «. [5]

Naturalmente, los economistas occidentales que produjeron estos avances no lo hicieron porque eran partidarios de las ideas económicas chinas. Sin embargo, varios estaban familiarizados con China: Maddison era un reconocido experto en estadísticas económicas de China y Jorgenson también estudió a China. Tuve la ventaja de seguir de cerca tanto el pensamiento económico de China como la evolución de la economía occidental.

Lo que muestran estos desarrollos es que el método de «buscar la verdad a partir de los hechos» es la clave no solo del pensamiento económico de China, sino también de los desarrollos dentro de la economía occidental. He tratado de reflejar tanto el pensamiento económico chino como el occidental en The Great Chess Game.

Gracias.

[1] Xi, Transición al crecimiento impulsado por la innovación.
[2] Xi, Transición al crecimiento impulsado por la innovación.
[3] Se puede encontrar un resumen más reciente de los problemas del reaganismo en «La crisis política» anglosajona «: de Reagan y Thatcher a Trump y Brexit».
[4] Xi, el trabajo duro hace realidad los sueños.
[5] Xi, el trabajo duro hace realidad los sueños.


Esta es una versión editada de un artículo publicado originalmente en chino en Guancha.cn.

Fuente en inglés: https://www.learningfromchina.net/a-copernican-revolution-in-western-economics-china%e2%80%99s-supply-side-reform/

Traducido por Lei Feng

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s

Crea tu sitio web con WordPress.com
Comenzar
A %d blogueros les gusta esto: